«La vida es cíclica, el proceso es cíclico»

Feliz día, quiero empezar contándote uno de los errores más comunes que me encuentro cuando empiezo a acompañar una mujer.
Queremos hacerlo ya, resolverlo ya, gestionarlo ya y crear lo nuevo para ya!
Vale, exagero un poco, quizás ya sepas que el proceso emocional lleva sus tiempos y que son necesarios para integrarlo todo bien y generar ese cambio que deseas. Pero, ¿No te resuenan frases como «venga, voy a empezarlo a ver si acabo? Estas frases están super integradas en nuestro día a día y nos impiden observar el proceso, disfrutarlo, aprender de él.

Así que, SÍ: NECESITAS EL PROCESO, CON SUS TIEMPOS Y CON SUS PASOS PARA INTEGRAR EL APRENDIZAJE EMOCIONAL Y CREAR UNA NUEVA FORMA DE CUIDARTE. Tan importante es respetar los tiempos como que el proceso sea acompañado para conseguir transitar e integrar todo el aprendizaje, para cuidarte.
Y una vez entendemos que el proceso es necesario para cuidarnos voy a compartirte este segundo aprendizaje, la vida es cíclica y por tanto, tu proceso emocional no acaba cuando tu acabas un proceso de terapia. Tu proceso emocional te acompaña, tú te acompañas después de acabar un proceso de terapia pero ni todo está resuelto ni nunca más volverán a salir nuevos retos emocionales.

¿Por qué te cuento esto que resulta obvio? Porque me encuentro habitualmente mucho juicio interno y mucha resistencia a volver a empezar un proceso porque «yo ya hice un proceso» «ahora ya me lo puedo gestionar sola». También es habitual pensar que hacemos un proceso emocional para dejar de sentir alguna emoción o emociones que nos están interrumpiendo. Así que, siento romperte esta idea si rondaba en tu mente pero NO hacemos un proceso emocional para dejar de sentir ninguna de nuestras emociones. Por esto, a lo largo del proceso emocional y a lo largo de la vida recorremos cada una de las emociones, las transitamos y aprendemos de cada una de ellas. Las emociones nos ayudan y acompañan en nuestro aprendizaje vital.

Entonces, ¿para que hacer un proceso emocional? El proceso emocional se hace para entenderte y atenderte. Para entender tu forma de sentir, para atender a lo que sientes y acompañarte en el proceso. Y sobretodo, el proceso emocional se hace para descargar juicios, miedo y demás carga emocional, para sentirte cómoda sintiendo y para acompañarte en ese sentir de una manera natural y amorosa.

La vida es cíclica, el proceso es cíclico. La vida nos trae nuevos aprendizajes u otros similares, es cierto que tú no estás en el mismo punto si has hecho un proceso anterior y esto es lo que te permitirá transitarlo más fácilmente pero sí, necesitamos ese nuevo proceso para cuidarnos porque con el pensamiento anterior nos lo estamos poniendo más difícil.

Así que, en este artículo quería compartirte esta idea: La vida es cíclica, no te sientas culpable ni te resistas si sientes que necesitas empezar un proceso, sea la primera vez o no, porque será un gran aprendizaje.

Un abrazo, Carmen Pérez

Deja un comentario