¿Qué es el acompañamiento consciente?

Buenos días, quiero empezar esta serie de artículos explicándote que es en si el acompañamiento consciente, en que consiste.

El acompañamiento consciente es una metodología de acompañamiento dirigida a profesionales del área educativa y social. Hasta ahí no hay nada nuevo ni desconocido en ella ¿Por qué? Porque entendemos que como muchas otras técnicas la podemos aplicar a nuestro día a día tras conocerla o leer sobre ella. Esto es así en parte y en parte no, por esto quiero explicarte que significa y que implica detalladamente en este artículo.

El acompañamiento consciente es una técnica que surge de metodología psicoanalíticas y de sus hijas como la terapia gestalt, la bioenergética, la terapia psicocorporal… Al menos para mí desciende de aquí. ¿Por qué digo al menos para mí? Porque esta metodología ha sido creada por mí, es posible que no sea la única que utiliza estas técnicas para facilitar cursos y formación a profesionales, es posible que se usen nombres similares pero el proceso que yo he realizado hasta llegar hasta aquí sí que es único.

¿Qué quiero decir con esto? Durante mi etapa de formación de terapia gestalt y psicocorporal empecé a aplicar lo que iba aprendiendo al acompañamiento de las personas con las que trabajaba en ese momento. Posteriormente, cuando decidí empezar a trabajar por mi cuenta con mujeres seguí incluyendo estas técnicas que había aprendido y a día de hoy por supuesto, continúo aplicando y aprendiendo desde la observación.

Y aquí esta la diferencia en aprender desde la observación y en el recorrido que yo he realizado, esto es lo que diferencia mi propuesta de otras. ¿Por qué? Porque a lo largo de este proceso he estado muy atenta a la respuesta de la persona, he atendido y tratado de acompañar lo que necesitaba y de escuchar lo que necesitaba de verdad. Esto implica un trabajo de revisión personal muy profundo y por supuesto, darnos permiso a tropezarnos, equivocarnos, rectificar, vernos imperfectas.

Y ¿sabes qué? Esto es lo que marca la diferencia porque las veces que me he tropezado, equivocado, anticipado… hoy me permiten acompañarte sabiendo lo que funciona y lo que no. ¿Significa esto que no te vas a equivocar si trabajar conmigo el acompañamiento consciente? No, significa que voy a invitarte a equivocarte porque el proceso de observación y de aprendizaje vital implica errores, porque permitiéndonos equivocarnos damos permiso a equivocarnos. Y además,  esto significa que te voy a ofrecer y facilitarte las bases, que voy a compartirte lo que sé que funciona y a ponerte delante lo que sé que no funciona.

Concluyendo, el acompañamiento consciente es una técnica o metodología para profesionales de la educación y del área social que implica un trabajo interno de observación, revisión y escucha personal. este trabajo se ve reflejado externamente en nuestro día a día profesional al darnos el permiso a realizar la formación y transitar el proceso. Por tanto, no es algo que pueda conocerse y aplicarse únicamente leyendo artículos sino que implica una revisión personal que no podemos hacer solos/as. ¿Por qué? Porque nuestra mente y nuestros miedos no nos van a permitir entrar en los juicios y creencias limitantes que lo sostienen, porque nuestra mente sabe que solos/as no podemos entrar y nos va a proteger. De la misma forma que hablo de personalizar el proceso con las personas que acompañamos, hablo de personalizar los procesos propios, es necesario para hacer un trabajo de acompañamiento consciente.

Y por último, quiero compartirte que el acompañamiento consciente incluye el cuerpo en la intervención. Observa la postura, observa las sensaciones, atiende a la persona en lo que necesita, introduce técnicas corporales para ayudar a la persona en lo que esta sintiendo (no siempre ni con todas las personas). Desde el acompañamiento consciente te voy a contar como incluir el cuerpo, en que situaciones incluirlo y como esto ayuda a la persona a transitar lo que siente y/o no bloquearse.

Deseando te sea útil esta información.

Un saludo, Carmen Pérez

Deja un comentario