¿Cómo nos relacionamos? Claves emocionales para cuidarte y cuidar el vínculo

Feliz día, hoy vengo a hablarte de relaciones desde la perspectiva del autocuidado emocional y el cuidado del vínculo.

Para empezar este artículo voy a responder una pregunta clave ¿Qué es el vínculo? ¿Qué es la relación en sí? El vínculo es el conjunto de emociones, sensaciones y experiencias que se comparten. Lo que compartimos depende de lo que las partes estén dispuestas a dar y recibir junto a lo que tengan para ofrecer y recibir al espacio compartido o vínculo.

En una relación entre 2 personas contamos con lo que ofrece cada una de las partes, con su historia o memoria emocional de lo que significa el vínculo o ha significado en otros momentos y con lo cada una está dispuesta a transitar en ese proceso de generar el vínculo, es decir, con la apuesta o consenso que se va a ir creando en el camino y mantiene relación con lo que estamos dispuestas a transitar para que la relación permita cuidarnos a ambas partes.

¿Qué aportamos en la relación? Lo que aportamos en la relación está directamente relacionado con lo que nos aportamos, con el autocuidado o descuidado que nos ofrecemos. Como siempre digo «no podemos ofrecer algo que no tenemos, no podemos cuidar emocionalmente algo que no cuidamos internamente» aunque la intención sea buena, si te relacionas contigo desde la exigencia eso va a atravesar el vínculo.

Llegado este punto te propongo que hagas un ejercicio de darte cuenta. Pregúntate: ¿Cómo me relaciono conmigo? ¿Cual es la emoción en la que más me reconozco? Al ver la respuesta vas a darte cuenta que cuando te relacionas la emoción o sensación es similar aunque las cosas que generen ese conflicto sean diferentes. Bien pues partiendo de este «darte cuenta» voy a compartirte que es esto no es malo ni bueno sino que permite conocerte de una manera completa y así, poder reconocerte en la relación contigo y con el vínculo. ¿Para qué? Para que puedas reconocer cuando emocionalmente estás descuidándote y descuidando el vínculo y para que puedas decidir como cuidarte cuando quieras, puedas y sientas que es el momento.

A continuación, al hilo de lo compartido en este artículo te cuento una serie de tips o ideas que ayudarás a cuidarte y cuidar el vínculo:

  1. Revisar lo que ofreces y aportas en las relaciones. Muchas veces no nos damos cuenta o no somos conscientes de lo que aportamos, lo sano y lo que permite cuidar el vínculo.
  2. Observar como te relacionas contigo y en las relaciones. Observa las maneras de cuidarte y descuidarte que hay en ti.
  3. Revisar patrones y limitaciones propias. La manera de relacionarnos tiene la base en la familia, de ahí traemos patrones emocionales y limitaciones adquiridas, digamos que esta manera de relacionarnos fue una manera aprendida desde la «supervivencia» y hay una nueva manera de cuidarte que puede integrarse en ti.

Espero que este artículo permita conocerte y reconocerte mejor. Si quieres que trabajemos juntas para cuidarte y cuidar tus relaciones solicita tu sesión de descubrimiento: https://cuerpoemociones.com/servicios/reconectarte/

Un saludo, Carmen Pérez

Deja un comentario