¿Cómo empezar el año cuidándote?

En este artículo quiero ofrecerte una serie de ideas para empezar el año teniéndote presente, teniendo presente tu salud emocional y corporal. Es probable que algunas de estas ideas ya las hayas escuchado o te suene a «tópicos» pero hoy quiero argumentarte el porqué de mis propuestas a nivel emocional.

  1. El sueño y el descanso. Te propongo cuidar tanto el tiempo de descanso como el espacio en el que lo hacer. Y ¿Cómo puedes hacer esto? Revisa donde estás durmiendo, como está el espacio ¿Está limpio? ¿Está ordenado? ¿ventilado? Todos estos factores influyen directamente en como te sientes y descansas en ese lugar. Además, te invito a que reviese como es esa cama o lugar donde duermes ¿Cómo es el colchón? ¿La almohada? ¿Las sábanas?       Y por supuesto, como es la orientación de la cama, si te resuelta cómoda y si te sientes bien ahí. Si los demás factores indicados anteriormente están bien, revisa esto último y prueba varias orientaciones, a ver en cual de ellas te sientes mejor durante la noche y al despertar.

2. La alimentación. Es tan importante los alimentos que ingerimos como la situación en la que los ingerimos. Respecto a la alimentación te propongo lo siguiente: 1. Elige alimentos que te sientan bien a nivel corporal y emocional, que te permitan sentirte con energía y por supuesto que te guste. 2. Planifica tu alimentación semanal, sobre todo si tienes poco tiempo. Aunque después puedas improvisar el hecho de tener la comida comprada y preparada previamente te va a ayudar muchísimo.

3. Organización y tiempo realista. Vivimos muy vinculadas a la cultura del esfuerzo y del productivismo (cuanto más y más rápido mejor) sin embargo, esto nos desconecta de nosotras misma y nos hace sostener toda la tensión, frustaciones y emociones que no nos ayudan. Por esto, yo te propongo que organices las tareas que puedas asumir cada día semana o mes, que te organices teniendo presente la dificultad de las tarea, teniendo en cuenta tu ritmo orgánico y ateniendo a los tiempos realistas que vas a necesitar. Y ante todo, te propongo que gestiones tu día a día laboral (incluyo tareas del hogar y tareas de cuidados) haciendo pausas, bebiendo agua…

4. Actividad física y deporte . Te propongo incluyas alguna actividad física o deporte que te guste y que permita desconectar, reírte… No es necesario que sea todos los días, adáptalo a tu tiempo, 1 vez a la semana ya puede ser servirte para desconectar. Te propongo esto porque es importante sentir que también hay espacio para hacer cosas para ti más allá del ocio.

5. Disfruta del ocio. Queda con tus amigas, más allá de los audios o Whatsapp que os enviáis, quedar y contaros cosas al menos una vez a la semana si puede ser, si no vives en la misma ciudad quedar online.

6. Respiración y rutina «slow». Deja un espacio cada día para respirar conscientemente y soltar lo que traes acumulado del día. Aunque solo sean unos minutos te ayudará a soltar lo que traes acumulado del día y a sentirte más tranquila. Al llegar a casa te invito a ponerte cómoda y disfrutar de este tiempo con una rutina más lenta y calmada. Puedes ducharte, poner música, dar un paseo… lo que necesites y te ayude a bajar el ritmo. Te permitirá llevar mejor la semana.

Te deseo un feliz año repleto de cuidados. ¿Quieres que te acompañe? https://cuerpoemociones.com/servicios/reconectarte/

Un abrazo, Carmen Pérez

Deja un comentario