¿El trabajo emocional ayuda a conseguir objetivos?

Está en el subconsciente colectivo la sensación de que el trabajo emocional no permite conseguir objetivos incluso que nos aleja porque dejamos de ser «productivas» o estaremos «diferentes a como estamos ahora y no tan enfocadas» y es por esto que muchas veces lo rechazamos, porque algo que no va a permitir conseguir lo que quiero, ¿Para qué lo necesito? Muchas veces acudimos al trabajo emocional cuando estamos en una situación muy crítica que implica un trabajo de salud más que un trabajo educativo, de prevención y de autocuidado que es la propuesta que yo te hago.

Quiero hablarte de esta sensación del que el trabajo emocional no permite conseguir los objetivos que queremos ya que, me resulta curioso y se repite de diferentes maneras lo que nos contamos al respecto e influye directamente en la decisión de empezar un proceso de educación emocional y esto es lo que yo planteo. Escucho frases de personas que todavía no han hecho un proceso emocional o que empezaron y enseguida lo dejaron tal vez porque no encontraron a una profesional con la que conectaron o porque estas frases dificultaban revisarse. Frases como: «yo no necesito el trabajo emocional», «yo sola me lo gestiono bastante bien y voy viendo lo que me pasa», «no pago por el trabajo emocional», «estos servicios o estaciones me parece muy caros» «yo no voy a usar mi dinero en esto»… hay una serie de frases que nos están recordando que el trabajo emocional no es algo básico o que permita la supervivencia y esto, es cierto porque podemos subsistir sin hacer ese trabajo emocional pero no podemos subsistir sin comer o beber o nuestra salud estaría muy en peligro, lo único que sucede es que nuestra experiencia vital no va a ser la misma.

Cuando tenemos la seguridad o solidez de que podemos comer y cubrir necesidades básicas, ir en nuestras necesidades educativas o nuestras necesidades formativas, ahí es donde nos planteamos qué quiero aprender más, qué quiero conocer y ahí es donde podemos enmarcar el trabajo emocional que te propongo porque es trabajo educativo. ¿Qué sucede entonces? pues sucede lo siguiente: tenemos tan integrada la sensación de que el trabajo emocional va a hacer que nos descontrolemos o va a hacer que aparezca cosas que están ahora pero que mantenemos tapadas, que la sensación de miedo es tan fuerte que acaba generando esa capa protectora en la que decimos que no lo necesitamos o que no es algo que valga la pena apostar y acabamos no dándonos el permiso. La realidad es que cuanto mayor conexión con nosotras mismas y con lo que sentimos hay, más sencillo es conseguir lo que queremos, mantenernos centradas y enfocadas en ello dándonos a la vez los espacios cuando vemos que no estamos centradas en lugar de obligarnos a estar, hacer o producir porque sí. Conectar con nosotras mismas pasa por escuchar lo que sentimos y atenderlo y por esta razón el trabajo emocional nos acerca a nuestros objetivos vitales.

Por esto, quiero hablarte de cómo el propio trabajo emocional puede ayudarte a conseguir los objetivos que tú deseas en tu vida y para esto, me gustaría contarte tres cuestiones que son fundamentales en este camino vital porque al final, aunque digamos que no tenemos objetivos en la vida o que no queremos marcarnos algo por si luego no cumplimos las expectativas, la realidad es que internamente si tenemos objetivos en la vida e internamente sí que cada una nos planteamos cosas que nos gustaría conseguir y que en la actualidad, no tenemos.

El trabajo emocional nos permite que este proceso tanto a la hora de avanzar en nuestros objetivos como a la hora de conseguirlos sea mucho más auténtico y mucho más real.

  • Lo primero que me gustaría comentarte es que el trabajo emocional nos da las herramientas para poder dar esos pasos que necesitamos para conseguir nuestro objetivo. ¿Qué significa esto? que nos aporta esa motivación, nos aporta esa confianza, esa sensación de que ahora sé lo que quiero y es afecto hacia nosotras mismas que nos permite conseguir eso que queremos. Esta es la primera parte que quiero comentarte en la que directamente el trabajo emocional influye en los objetivos que te planteas porque sin esas herramientas emocionales lo que suele aparecer es el bloqueo y el boicot y por tanto, sin estas herramientas emocionales muchas veces ni siquiera empezamos ese objetivo, ni siquiera nos lanzamos a ver qué pasa, a ver si esto a mí me puede ayudar a acercarme a eso que quiero.
  • Lo segundo que quiero comentarte que también me parece fundamental es que las propias herramientas emocionales son las que nos acompañan en la consecución del objetivo, son las que nos permiten ver qué es lo que está funcionando, que no está funcionando y poder generar ese aprendizaje y esos cambios que necesitamos sin machacarnos ni juzgarnos y dándonos el permiso a que nuestro proceso de aprendizaje sea realista y cuidadoso con nosotras mismas.
  • Y la tercera y última parte que quiero comentarte tiene mucha relación con lo que llamamos profecía autocumplida. Cuando una persona está en la desconfianza normalmente lo que suele pasar es que acaba no consiguiendo eso que se había planteado porque la propia desconfianza acaba bloqueando que ese objetivo sea efectivo. El trabajo emocional nos acerca a esa consecución de ese objetivo porque acabamos sintiendo que es algo que nos merecemos, que esta es una oportunidad para nosotras mismas que encaja y conecta perfectamente con nuestras vidas.

Entender el trabajo emocional como una ayuda a la hora de conseguir nuestros objetivos me parece una gran oportunidad. Y aunque ya sé que el único objetivo del trabajo emocional no es conseguir cosas en nuestras vidas, también soy consciente de que algunas de vosotras lo pensais al plantearos empezar ya que, más allá de la propia necesidad de apoyo y acompañamiento en muchas ocasiones tardamos mucho tiempo o nos resistimos a empezar y he visto que este es uno de los argumentos claves que se repiten.

Si esto que te estoy contando te está llegando y necesitas ese apoyo y te gustaría poder conseguir tus objetivos cuidándote, solicita tu sesión de descubrimiento y te cuento cómo puedo acompañar desde el Proceso REConectarte: https://cuerpoemociones.com/servicios/reconectarte/

Un saludo, Carmen Pérez

 

Deja un comentario