Sobre mí

¿QUIÉN SOY?

Soy Carmen Pérez, Educadora Social y Facilitadora de Arteterapia Gestalt. Acompaño a personas que acompañan profesionalmente (profesionales de la educación y del área social) a acompañar desde los cuidados propios, mutuos y colectivos poniendo el vínculo como base del acompañamiento.

Soy fan de lo natural, lo auténtico, lo sencillo, me gusta vivir el día a día con todo, con lo que siento y soy.

Me encanta bailar, cantar, el teatro… Utilizo el arte como medio de expresión, me parece una herramienta muy potente para expresar lo que no podemos o sabemos expresar con palabras.  Me identifico con los feminismos, con las pedagogías sociales activas, teorías psicológicas humanistas y teorías sociales que ponen la vida en el centro.

Me encantan los encuentros familiares y reunirme con amistades, disfruto mucho el estar y crear vínculos desde el cuidado. Me encanta la naturaleza (la montaña, un rio, una playa…).

Soy una persona creativa y creadora, me encanta crear dinámicas pensando en ofrecer algo que aporte a las personas que acompaño y sobre todo me considero una gran apostadora, me gusta ir hasta el final y estar presente ofreciendo todo lo que sé, conozco y soy para acompañar a las personas.

MI RECORRIDO PARA LLEGAR HASTA AQUÍ…

 En 2008 empecé a acompañar personas como Educadora Social. Ahí me di cuenta de todo que que implica acompañar: escuchar, entender, atender las necesidades personales, recoger y aportar a la persona lo que necesita para seguir su proceso o camino. Ahí empecé a ser consciente de la importancia y responsabilidad del acompañamiento. Aprender a acompañar es un reto, para mí lo fue como lo ha sido para otras muchas personas aunque no se suele nombrar mucho y, por eso lo nombro aquí. Puede parecer que todo el mundo lo tiene muy claro, que solo tú no sabes hacerlo o incluso que tus fallos y errores son más grandes… y aunque es doloroso aceptar que te has equivocado y que eso ha afectado a las personas, aceptarlo permite reparar y acompañar mejor a las personas que llegarán a ti.

Todas las personas profesionales que  para mí que vivieron ese momento en el que no supieron acompañar, saben que esto les ayudó y sigue ayudando a mejorar su práctica profesional porque aunque a veces duela verlo quieren implicarse y aportar de una manera auténtica, comparten con naturalidad sus errores y, lejos de criticar a otras personas que se encuentran en ese momento inicial de aprendizaje, aprovecharlo para escalar puesto…, les apoyan y acompañan y ahí, es donde quiero ubicarme yo.

Acompañar es un reto y un arte, es algo que aprendemos en la práctica y que por mucho que nos orienten o apoyen necesitamos aprenderlo e integrar nuestra forma porque cada profesional tiene su estilo más allá del modelo que elijas. Quiero acompañarte a asentar las bases para generar una relación cómoda y auténtica y yo, quiero acompañarte a sentirte cómoda/o acompañando, a sentirte tú, y hacer sentir comodidad a las personas que acompañas.

Gracias por leerme,

Un abrazo, Carmen Pérez.